Actividades semana 7 (Roma -34 días)

Haciendo cuentas rápidas me sale que en 5 semanas estaré en Roma dándole a la zapatilla, así que poco a poco voy intentando recuperar el ritmo de entreno. Aunque no creo  que esté en condiciones de atacar mi MMP (que no es gran cosas), al menos quiero ir con el suficiente nivel para poder ver el paisaje y no arrastrarme por la ciudad eterna.

Esta semana al final sólo pude salir 3 días, pero aproveché bastante, especialmente en la tirada larga del domingo, que me plantee como “test” a ver qué tal iba subiendo de km, teniendo en cuenta que el sábado había hecho 10 km a ritmo suave. El gráfico resumen muestra los datos generales:

Semana-7-2014

Y el día a día:

  • MiércolesRoma 78/99. Rodaje a ritmo de carrera (jem, jem), con calentamiento +60’Z3 +enfriamiento, algo de llovizna pero el suelo mojado e ideal. Al final fueron algo más de 15 km, ya que el GPS no cogió satélites hasta llegar al Retiro. Zapatillas: NB 1080v2
  • Sábado:  Roma 79/99. Tocaba 45′ de recuperación, pero aprovechando la coyuntura salí a correr a ritmo de la jefa y de palique. Al final, 10km muy suaves que le sentaron muy bien a las piernas. Zapatillas: NB 1080v2
  • DomingoRoma 80/99. Tirada larga de la semana. Aunque el plan marcaba 3 horas, como todavía estoy en progresión lo reduje a 2:20, y acabando “entero”. Buenas sensaciones para ir cogiendo confianza de cara a lo que viene en 5 semanas… Zapatillas: NB 1080v2

Como no tengo vídeos molones ni demasiadas cosas que contar relacionadas con el correr, una historia con final “feliz”. El jueves, por temas de trabajo, estaba de visita en una gravera cuando por arte de magia el teléfono se me quedó en un charco mientras hacíamos el recorrido de la visita en un 4×4 en plan “Frank de la Jungla”. Al finalizar el trabajo e ir a coger el coche para volver a casa me dí cuenta de que no llevaba el móvil, y gracias al servicio de Google denominado “Android device manager“, pude localizar dónde estaba con el iPad y volver a por él (gracias al encargado que me dio otro paseo por la gravera hasta el punto donde aparecía en el Google Maps). Verlo sobresaliendo de un charco fangoso hizo que el corazón me diera un vuelco, y aunque el teléfono seguía encendido y funcionando, por la tarde hizo “plof” 🙁

Así que cogí el teléfono y. después de intentar revivirlo sin éxito, lo metí en una bolsa de arroz (ecológico, a más señas), y tras varios intentos infructuosos de por medio, el domingo por la tarde volvió a dar señales de vida 🙂 De momento parece que he logrado salvarlo, aunque seguiré dejándolo por la noche en el saco unos días más hasta que quede más seco que la mojama…

Teléfono deshidratando

Teléfono deshidratando

No quería dejar sin comentar un post relacionado con el maratón que leí en el blog de María Caballero (@MCG66Madrid), titulado “Las dos semanas más duras para esta maratoniana“, y que explican muy bien los nervios previos a la gran cita (ale, a leer…) Mucha suerte a ella y a todos los @DrinkingRunners y demás amigos que el próximo domingo se baten con los 42k en Sevilla.

Para que se (nos) pongan los dientes largos, allá va un vídeo de RECmountain recopilatorio de esquí de montaña en Peñalara

Así que sed buenos y nos vemos la semana que viene en la Media Maratón de Latina  

2 Comments
  1. @icosas 4 años ago
    • jseguir 4 años ago

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: