II Run and bravas

Volvemos al lío, después de una primera convocatoria que nos supo a poco, durante la misma ya estábamos lanzando ideas sobre las siguientes que íbamos a probar. Aunque quedan todavía varias en el tintero, decidimos ir a probar las del bar del mismo nombre “Las Bravas”. Como siempre, el incombustible Santi empieza a manejar el cotarro y la convocatoria se realiza, a la par que entre él y Carlos (aka “Fisioteko”) ultiman el logo. Se lanza la convocatoria y las redes se incendian

Así que a las 7 de la tarde, y con un tiempo estupendo, nos reunimos la parte “run” en el Retiro, en el Ángel Caído, para trotar un rato y preparar el estómago convenientemente, que con 6 km encima las bravas y la cebada líquida entran mejor.

Foto de José Escudero (thanks)

Después de ese agradable trote, a eso de las 19:35 ponemos rumbo al garito, y mientras subimos tenemos un percance con el amigo Shin, que se tropieza mientras hace fotos, con tan mala suerte que se rompe un diente ¡ouch!. Le acompañamos al SAMUR y se lo llevan al 12 de octubre, luego nos comenta que ya ha llegado a casa y que está bien, ¡cuídate!

En medio de la ruta tenemos otra escena con un chorizo que sale de un bar con el camarero detrás, en lo que nos ponemos a correr el tío ya ha puesto pies en polvorosa y desaparece (vaya sprint que tenía el tío). Finalmente llegamos ya al momento gastronómico, donde nos está esperando (manos a la obra), el resto de asistentes que no han podido venir a correr, así que nos mezclamos los de pantalón corto con los “trajeados”, en paz y armonía, eso sí.

Los ingredientes principales

A partir de ahí, poco que contar, cervezas, bravas, más cervezas, más bravas, y luego ampliamos con más cervezas, tortillas bravas, oreja brava, más cerveza… vamos, que teníamos claro a lo que íbamos. Aquí una pequeña muestra.

Al final, a una hora prudente levantamos la sesión, abrimos la hucha y salimos a la calle a inmortalizar el evento, a lo que se suman los turistas que están sentados en los restaurantes/bares contiguos del paseo, que alucinan de las cosas que pasan en Madrid un martes por la noche 🙂

Momentos varios del gastroevento

Como (casi) siempre, aquí los tracks del Garmin (nótese el viaje de los GPS al principio, para variar).


No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: